20_01_censo_logo-esp

Cada 10 años, el gobierno federal hace un conteo exhaustivo que cuenta a todas las personas que viven en los Estados Unidos. La última vez que se hizo este conteo oficial, en el año 2010, se contaron casi 309 millones de personas en todo el país.

El próximo conteo se realizará en la primavera del 2020, y tenemos que asegurarnos que todos los latinos que vivimos en este país participemos. TODOS.

El Censo del 2020 nos ofrece a todos  los que vivimos en este país, aún a aquéllos que no tienen documentos, la oportunidad de ser contados para asuntos muy importantes. El conteo del Censo determina cómo se distribuyen cada año alrededor de $900 mil millones en fondos federales en nuestras comunidades, para programas escolares; programas de nutrición como SNAP y WIC; acceso a servicios de salud; construcción de carreteras; y mucho más, según el Instituto de Política Pública de la Universidad de George Washington.

Muchos de nosotros venimos a este país buscando un mejor porvenir para nuestros hijos. Si realmente queremos que nuestros hijos se beneficien de los dólares federales que se envían a nuestras escuelas, tiene usted que participar en el Censo. Su participación entonces resulta en más recursos disponibles para sus hijos en las escuelas públicas. Si no lo cuentan a usted ni a los suyos, nuestras comunidades no reciben los fondos que le corresponden.

 

https://2020census.gov/es/what-is-2020-census.html

https://www.yocuentoenga.com/

Es importante que todos los latinos participemos en el Censo del 2020
Por Aixa M. Pascual de la Asociación Latinoamericana

Cada 10 años, el gobierno federal hace un conteo exhaustivo que cuenta a todas – sí, todas — las personas que viven en los Estados Unidos. La última vez que se hizo este conteo oficial, en el año 2010, se contaron casi 309 millones de personas en todo el país.

El próximo conteo se realizará en la primavera del 2020, y tenemos que asegurarnos que todos los latinos que vivimos en este país participemos. TODOS. Adultos, recién nacidos, niños y personas de 70 u 80 años; personas con empleo y sin trabajo; inmigrantes de otros países y aquéllos nacidos aquí; ciudadanos, residentes permanentes y aquéllos sin documentos; personas que rentan un apartamento o han comprado casa. En fin, todos se cuentan, y todos cuentan, aún si no habla inglés. En el Censo, todos contamos por igual.

El Censo del 2020 nos ofrece a todos los que vivimos en este país, aún a aquéllos que no tienen documentos, la oportunidad de ser contados para asuntos muy importantes. El conteo del Censo determina cómo se distribuyen cada año alrededor de $900 mil millones en fondos federales en nuestras comunidades, para programas escolares; programas de nutrición como SNAP y WIC; acceso a servicios de salud; construcción de carreteras; y mucho más, según el Instituto de Política Pública de la Universidad de George Washington.

Los latinos representan el 16% de la población estudiantil en las escuelas públicas del estado, de acuerdo a cifras del Departamento de Educación de Georgia. Las escuelas reciben dinero del gobierno nacional en la capital de Washington, D.C., para ofrecer almuerzos gratis o a bajo costo; programas de educación especial para estudiantes con discapacidades; y programas como Head Start que preparan a niños y niñas de bajos recursos antes de que comiencen el kindergarten.

Muchos de nosotros venimos a este país buscando un mejor porvenir para nuestros hijos. Si realmente queremos que nuestros hijos se beneficien de los dólares federales que se envían a nuestras escuelas, tiene usted que participar en el Censo. Su participación entonces resulta en más recursos disponibles para sus hijos en las escuelas públicas. Si no lo cuentan a usted ni a los suyos, nuestras comunidades no reciben los fondos que le corresponden.

El no participar en el Censo le afecta adversamente a usted y su comunidad. En Georgia, cada residente que no se cuenta está dejando perder alrededor de $1,300 al año en fondos federales que merece su comunidad.

La información que se recoge con el Censo también determina quién toma las decisiones políticas en este país. Aunque solo los ciudadanos estadounidenses pueden votar en las elecciones, los distritos congresionales que existen en cada estado se trazan cada década basado en el número de personas que residen en un área, sean ciudadanos o no. El estado de Georgia, por ejemplo, tiene 14 distritos congresionales. La población del estado creció tal que después del Censo del 2010, el estado ganó un representante en el Congreso en Washington.  Después del Censo del 2000, Georgia ganó dos representantes, para un total de 13.

El Censo también determina el número de votos electorales que tiene cada uno de los 50 estados, lo cual decide las elecciones presidenciales. Los “votos electorales” que deciden nuestras elecciones para presidente cada cuatro años están basados en el número de distritos que mencioné en el parrafo anterior. Entonces no es una exageración afirmar que el Censo tiene mucho que ver con quién toma las decisiones que nos afectan a todos.

Si usted piensa que como inmigrante reciente o que no habla inglés no tiene control de las decisiones que se toman en este país, está equivocado. El Censo es el vehículo que tenemos todos para ser incluidos en este país, aún cuando la retórica negativa en contra de inmigrantes domina el discurso público. En el Censo, todos valemos por igual y debemos ejercer nuestro derecho de participar.

El conteo del Censo se hace  basado en su lugar de residencia y las personas que viven con usted. Todas las residencias recibirán una notificación para participar en el Censo en el correo en marzo del 2020. Participar en el Censo significa que cada hogar llena un cuestionario, donde hay que reportar todas las personas que viven bajo el mismo techo. En el 2020 el Censo se hará digital por primera vez; puede llenarlo por teléfono en español una vez reciba la notificación en el correo.

El propósito del Censo es hacer un conteo oficial y exhaustivo, no es averiguar su nombre y delatarlo a agencias de inmigración. El Censo le preguntará información personal, tal como su nombre, pero esos datos personales no se pueden compartir con otras agencias del gobierno, así que no debe tener miedo de contestar las preguntas.

El Censo nos incumbe a todos los que residimos en los Estados Unidos. El participar en el Censo es un poder que no nos puede quitar nadie y que tenemos que ejercerlo sin miedo.

Si aún tiene preguntas y desea ayudar a informar a su comunidad sobre el Censo, puede escribirme a apascual@thelaa.org o enviar un texto al 404-234-4143.

Entre marzo y junio del 2020, el gobierno de los Estados Unidos realizará un conteo oficial de todas las personas que residen en este país. Es muy importante que todos participemos en el censo. Aquí te explicamos por qué el censo es tan importante y contestamos tus preguntas.

¿Qué es el censo?
El censo es un conteo completo de todas las personas que viven en los Estados Unidos, y se lleva a cabo cada 10 años. El último censo se llevó a cabo en el 2010 y el próximo será este año. El censo consiste de una serie de preguntas que debe contestar cada hogar.

¿Cuándo se lleva a cabo el censo?
El censo comienza a mediados de marzo, cuando recibirás por correo notificaciones de la oficina del U.S. Census Bureau/2020 Census. El censo invitará a todos a responder. La fecha oficial del censo es el 1ero de abril, lo que significa que cuando llenes el censo cuentas a todas las personas que viven en tu casa en esa fecha.

¿Quién participa en el censo?
Todas las personas que residen en los Estados Unidos para la fecha del 1ero de abril del 2020 deben ser contadas en el censo. Se cuentan todos los que viven en tu casa, desde recién nacidos hasta ancianos.
Todos contamos en el censo por igual. Adultos, recién nacidos, niños y personas de 70 u 80 años; personas con empleo y sin trabajo; inmigrantes y aquéllos nacidos aquí; ciudadanos, residentes permanentes y aquéllos sin documentos; personas que rentan un apartamento o han comprado casa. En fin, todos se cuentan, y todos cuentan, aún si no hablas inglés.

Si soy indocumentado/a, ¿puedo participar en el censo? Si vivo con personas indocumentadas, ¿debo contarlas?
Todas las personas que residen en este país deben contarse en el censo, no importa el estatus de inmigración.

¿Qué necesito para llenar el formulario del censo?
Todos los hogares tendrán la opción de responder por Internet, por teléfono o por correo postal. Las notificaciones que recibirás por correo en marzo te darán un código que identifica tu residencia y usarás este código para llenar el formulario por Internet, por teléfono o por correo. Puedes proceder a contestar las preguntas tan pronto te llegue la notificación con tu código.

No hablo inglés. ¿Cómo puedo contestar las preguntas?
Las preguntas del censo van a estar disponibles en español. Cuando vayas al sitio Web a contestar las preguntas del censo, tendrás la opción de contestar en español. Si decides usar el teléfono para contestar las preguntas, tendrás la opción de hacerlo en español. Si prefieres llenar el formulario en papel, tendrás la opción de solicitar el cuestionario con las preguntas en español.

Y si no tengo acceso a una computadora, ¿cómo lleno el censo?
Esta es la primera vez en la historia que el censo estará disponible por el Internet (“online”), y se espera que la mayoría de las personas contesten el censo por este medio. Si no tienes computadora, puedes llenar el censo digitalmente usando tu “smart phone”.

¿Puedo contestar las preguntas del censo en mi teléfono?
Sí, pero tu teléfono debe tener servicio de datos o acceso a Wi-Fi. Si usas un iPad, laptop u otro tipo de computadora, debes tener servicio de datos o accesso a Wi-Fi. Puedes ir a un lugar que ofrezca Wi-Fi gratis a contestar el censo.

¿A dónde podría ir a llenar el censo si no tengo acceso a una computadora o teléfono?
Las bibliotecas públicas en tu área tendrán computadoras disponibles para llenar el censo. En este enlace puedes encontrar las bibliotecas en tu área. https://publiclibraries.com/state/georgia/
La Asociación Latinoamericana ofrecerá acceso a computadoras y Wi-Fi para todos.

¿Cuáles preguntas me va a hacer en el censo?
El censo incluye un par de preguntas generales sobre la vivienda y las personas que residen allí, pero también te hace preguntas sobre cada persona que reside en la vivienda.
Las preguntas del censo incluyen éstas:
*  Tu número de teléfono
*   Nombre, edad y fecha de nacimiento de todas las  personas que viven contigo
*   Si eres de origen latino
*   La raza de cada persona, y el origen étnico
El censo no te pregunta tu número de Seguro Social.

¿Me van a preguntar sobre mi estatus?
El censo NO te hace preguntas sobre tu estatus de inmigración, ni te pregunta tampoco si eres ciudadano.

Tengo miedo de compartir mis datos. ¿La información que se recopila en en censo se puede usar para hacerme daño o deportarme?
No, de ninguna manera. La información que proveas es confidencial y no se comparte con nadie ni con otras agencias del gobierno. Tu información se mantendrá protegida. De hecho, los empleados del censo que revelen información que podría indentificar a cualquier persona enfrentarían cargos criminales.
La data del censo se utiliza solamente para estadísticas. Tu información personal no la puede usar ninguna agencia del gobierno.

¿Es obligatorio que yo y mi familia participemos en el censo?
La Constitución de los Estados Unidos requiere que se lleve a cabo un censo cada 10 años.
La ley federal requiere que todas las personas que viven en este país participen en el censo.

¿Debo contestar todas las preguntas?
Debes contestar el censo como mejor puedas. Si dejas una o más preguntas sin contestar, es muy probable que un empleado del censo te contacte directamente para conseguir tu respuesta.

¿Si mi bebé nace el 1 de abril o antes, lo cuento en el censo? ¿Y si nace el 2 de abril?
El censo cuenta a todas las personas que están vivas el 1ero de abril. Si el bebé nace el 1ero de abril o antes, debes contarlo/a en el censo y proveer la información que te preguntan para cada una de las personas que residen en tu casa. Si nace el 2 de abril, el bebé no se cuenta en el censo.

¿Por qué es importante que yo participe en el censo?
Aunque el censo es una lista de preguntas simples, la información que se recopila es muy importante. Los datos se utilizan para determinar cómo se distribuyen cientos de miles de millones de dólares en programas federales, tales como fondos para programas escolares, programas de nutrición como SNAP y WIC, almuerzos en las escuelas, acceso a servicios de salud, construcción de carreteras y mucho más.

¿Cómo nos beneficiamos yo y mi familia al contestar las preguntas del censo?
Muchos de nosotros venimos a este país buscando un mejor porvenir para nuestros hijos. Si realmente queremos que nuestros hijos se beneficien de los dólares federales que se envían a nuestras escuelas, tienes que participar en el censo. Tu participación entonces resulta en más recursos disponibles para tus hijos en las escuelas públicas. Si no te cuentan a ti ni a los tuyos, nuestras comunidades no reciben los fondos que le corresponden.

¿Para que más se usa la información del censo?
La información que se recopila con el censo también determina quién toma las decisiones políticas en este país. Aunque solo los ciudadanos estadounidenses pueden votar en las elecciones, los distritos congresionales de Georgia y de cada estado se trazan cada 10 años basado en el número de personas que residen en un área, sean ciudadanos o no.

¿Vendrán a tocar a mi puerta a hacerme preguntas?
Si respondes al censo por teléfono, por Internet o por papel, no vendrán a tocar a tu puerta representantes del censo. Solamente vendrán a tocar a tu puerta a partir del 30 de abril si no has llenado el formulario.
Tienes que estar pendiente que el empleado del censo tenga identificación oficial. El empleado tiene la obligación de proveer el nombre y número de teléfono de su supervisor (de ser solicitado por la persona entrevistada) y solo hace las preguntas que están en el cuestionario. Jamás preguntará por números de Seguro Social, información de cuentas bancarias, afiliación politica, ni te pedirá donaciones.

Si alguien que reside en mi hogar se encuentra en un centro de detención, ¿lo cuento en el censo? ¿Y si está en la cárcel?
Las personas que están en centros de detención tú no las cuentas en el censo. Ellos forman parte del conteo que se hace en los centros de detención. Es lo mismo si alguien está en la cárcel. No cuentas a esa persona.

Deportaron a mi hermano/a y yo tengo sus hijos/as viviendo en mi casa. ¿Los incluyo en el censo?
Sí, todas las personas que viven en tu residencia se cuentan. Y si hay personas que viven en tu residencia que no son tus familiares, también las debes contar.

Si mis hijos/as viven parte del tiempo conmigo y parte con otro familiar, ¿los cuento yo?
Si éste es el caso, entonces los niños se cuentan en el hogar donde pasan más tiempo durante el año.

Alguien que vive en mi casa está en el hospital el 1ero de abril, o de viaje. ¿Los cuento?
Sí. Tú cuentas a todos los que viven en esa casa la mayor parte del tiempo, aunque estén en el hospital o de viaje.

¿Tengo que pagar por completar el censo?
No. Nadie te puede cobrar. El censo es gratis para todos.

Las preguntas del censo son difíciles para mí. ¿Puedo buscar ayuda para completar el censo?
Sí, puedes buscar ayuda de amigos o familiares para contestar las preguntas del censo.